Situación inicial

Este proyecto consistió en la organización integral de una vivienda familiar, por lo que la mayor dificultad que encontramos fue la gestión de los recuerdos de hijos y nietos que colmaban todas las habitaciones de la casa.

Al tratarse de un proyecto completo, abordamos los siguientes espacios: entrada, salón, cocina, baño y dos dormitorios.

Proceso

—  ENTRADA 

El recibidor es lo primero que se ve nada más entrar en una vivienda, el reflejo del resto de la casa. Pronto, nos dimos cuenta de que el primer foco de caos es el armario. Contenía ropa de varios miembros de la familia y multitud de zapatos (tienen la costumbre de descalzarse nada más entrar al hogar).

Empezamos vaciándolo y clasificamos los objetos en varias categorías. Las prendas de las que nos vayamos deshaciendo serán donadas a una asociación, mientras que los documentos que ya no sirven serán reciclados.

entrada_1a

Antes

entrada_1d

Después

—  SALÓN / COMEDOR  —

Se trata del salón de una vivienda familiar, por lo que está repleto de recuerdos de hijos y nietos. Vaciamos todo el contenido, sacando a la luz libros, fotografías, películas VHS, etc. Al ser una vivienda con muchas visitas de niños, agrupamos todo los juguetes y artículos de ocio relacionados con los nietos en un antiguo dormitorio, para liberar espacio del salón. Definir diferentes zonas es muy útil de cara a inculcar el orden a los más pequeños, pues así ellos saben dónde están las cosas y dónde guardarlas cuando terminan de jugar.

—  COCINA  —

Aunque aparentemente el espacio parecía bastante limpio y despejado, enseguida vimos que el problema residía en los armarios.

cocina_2d

Descubrimos muchos artículos duplicados, y muchos otros de los que ni siquiera los propietarios eran conscientes de su existencia. Aprovechamos también para desechar todos los alimentos caducados. Lo mismo se hizo con los medicamentos.

Observamos que había artículos desubicados en varios emplazamientos, y se aprovechó para juntarlos de modo que fuera más rápida la búsqueda. Optimizar los espacios con el orden permite encontrarlo todo a la primera y ganar en tranquilidad mental al saber dónde está todo.

cocina_1aaa

Antes

cocina_1dd

Después

El cliente es consciente de cada cosa
que conservamos y de la motivación
que hay detrás de cada decisión

El cliente es consciente de cada cosa
que conservamos y de la motivación
que hay detrás de cada decisión

El cliente es consciente de cada cosa que conservamos y de la motivación que hay detrás de cada decisión

El cliente es consciente de cada cosa que conservamos y de la motivación que hay detrás de cada decisión

El cliente es consciente de cada cosa que conservamos y de la motivación
que hay detrás de cada decisión

—  BAÑO  —

Al igual que en los anteriores espacios, vaciamos el contenido del baño, seleccionando cada artículo en categorías para reubicar lo que se iba a quedar y donar y desechar los diferentes objetos en función de si todavía servían.

El objetivo es tenerlo todo a mano a primera vista, sin necesidad de buscar, evitando el exceso de productos y de este modo mantener despejado y limpio el ambiente.

Durante el proceso algunas categorías fueron cambiando de lugar en función de lo que se consideró más óptimo.

baño_1d

—  DORMITORIOS  —

El armario del dormitorio principal, como la mayoría de los armarios de casi todas las casas, estaba abarrotado. Su propietaria era consciente de que necesitaba deshacerse de algunas prendas y así ganar más espacio. Después de vaciarlo, se seleccionó aquella ropa que se iba a donar y la que se iba a quedar.

Más tarde, se procedió a organizar y doblar la ropa de forma que no sólo ocupase menos espacio, sino que también se viera de un vistazo. También actuamos en las mesillas y en el sinfonier.

El segundo dormitorio es la antigua habitación de uno de los hijos de los dueños, que ahora sirve como dormitorio ocasional para alguno de sus nietos. Su organización se afrontó en dos fases: en primer lugar, abordamos la zona del escritorio con su mesa y estanterías cercanas por ser, sobre todo, documentación y recuerdos; en segundo lugar, nos dedicamos a los dos armarios y los cajones de la cama, entrando todo en la categoría textil.

Como hemos visto, durante el proceso de organización, el cliente es consciente de cada cosa que conservamos y de la motivación detrás de cada decisión. El objetivo último es enseñarle el método de forma práctica para que aprenda a organizar por sí mismo, creando unas rutinas y hábitos que le ayuden a mantener el orden.

Ficha técnica

Ficha técnica

Junio, 2019

Junio, 2019

Organización de casa familiar

Organización de casa familiar

Asesoría presencial

Asesoría presencial

Madrid

Madrid

Estamos en Instagram y Facebook | Aviso legal y condiciones de uso | natalia@apazible.com | © apazible, espacios en calma. Madrid, 2019. Todos los derechos reservados.